martes, 19 de septiembre de 2017

El gobierno de Susana Díaz burló la ley para favorecer a la mina de la hija de Chaves

Paula Chaves, en la presentación en 2012 del proyecto de ampliación de Matsa en Valdelamusa. J. YÁÑEZ
El TSJA concluye que la Junta adjudicó irregularmente derechos mineros en Huelva a Matsa en un concurso público que ordena repetir
La Junta de Andalucía burló la ley para favorecer a la empresa Minas de Aguas Teñidas SA (Matsa), de la que es directora del área Legal y de Relaciones Institucionales Paula Chaves Iborra, hija del ex presidente Manuel Chaves.
Lo hizo, según ha determinado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), en el concurso por el que el gobierno de Susana Díaz adjudicó los derechos mineros en varias explotaciones de las localidades onubenses de Paymogo y Puebla de Guzmán en abril de 2014.
En aquel procedimiento, Matsa fue la gran beneficiaria y logró la mayoría de los derechos de investigación -paso previo a la explotación- en una zona en la que su presencia es prácticamente hegemónica, la Faja Pirítica de Huelva, y en detrimento de las otras empresas que participaron. Una de ellas llevó a la Junta ante los tribunales alegando favoritismo hacia la empresa donde trabaja la hija de Chaves y ahora el Alto Tribunal andaluz le ha dado la razón.
En la sentencia, a la que ha tenido acceso EL MUNDO, los magistrados ponen de manifiesto que la Junta hizo una valoración «arbitraria» de las ofertas presentadas por las empresas aspirantes «favoreciendo» a una de ellas, a Matsa.Resultado de imagen de paula chaves iborra
En concreto, explica la sentencia, la Consejería de Economía, a través de su delegación territorial en Huelva, fijó a posteriori criterios de valoración que no estaban incluidos en las bases del concurso.
Así, a Matsa se le dieron puntos extra por tener otros yacimientos cercanos al área objeto del procedimiento con el argumento de que eso suponía un mayor conocimiento geológico, electromagético y minero de la zona.
Pero no fue el único criterio arbitrario que favoreció a Matsa, según el TSJA, que apunta además a la valoración presupuestaria. A la empresa de la que es directiva Paula Chaves se le valoró un porcentaje sobre la cifra que ofrecía gastar en materia medioambiental, algo que tampoco estaba en los papeles antes del concurso.
Estos dos criterios -los demandantes incluían algunos más que también consideraban ilegales- para ser admisibles, señalan los magistrados, deberían haber sido incluidos con detalle en los pliegos del concurso. En cambio, aparecían de forma general e inconcreta y eso, para los jueces, es suficiente para sentenciar la nulidad de la adjudicación. Porque, añade la sentencia del TSJA, la discrecionalidad de la mesa del concurso se circunscribe a aplicar los criterios previamente establecidos sin alcanzar más allá.
En vista de esto, el Alto Tribunal andaluz ordena anular la resolución del concurso y que se repita a partir de la fase de valoración de las ofertas, en la que se deben excluir, dice expresamente, los criterios ilegales.

Otra vez Matsa y la Junta

No es la primera vez que la Junta favorece a Matsa, a la que el propio Manuel Chaves concedió en 2009 un incentivo de casi doce millones de euros que la Intervención declaró ilegal y cuya devolución luego le tuvo que reclamar la Administración andaluza.
La ayuda que la Administración andaluza reclama a Matsa se otorgó justo antes de que Chaves dimitiera en la Junta -para incorporarse como vicepresidente tercero al último Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero- y que, como reveló este diario, el ex presidente andaluz no se inhibió en el procedimiento de concesión de la ayuda, votando a favor en la reunión definitiva del Consejo de Gobierno de 20 de enero de 2009.
Pese al flagrante incumplimiento de la Ley de Incompatibilidades de Altos Cargos de la Junta -hasta el punto de que Paula Chaves Iborra fue quien aceptó en nombre de Matsa la subvención minera ratificada por su propio padre-, el Gobierno andaluz presidido por José Antonio Griñán se negó a abrir expediente sancionador contra Chaves incluso cuando recibió la orden expresa del TSJA, finalmente revocada por el Tribunal Supremo al negar al PP andaluz legitimidad judicial activa para exigir al Ejecutivo autonómico sancionar a los políticos de la Junta que infrinjan la citada normativa anticorrupción.
El varapalo judicial a la política minera de la Junta no es menor teniendo en cuenta que un juzgado mantiene imputados a ocho ex cargos y funcionarios de la Junta por irregularidades en otro concurso, el de Aznalcóllar.

lunes, 18 de septiembre de 2017

LOS QUE SE DICEN SOCIALISTAS NO PARECEN TENER VERGUENZA,SE LLAMEN DIAZ O SANCHEZ

El nuevo secretario de Sanidad del PSOE de Ceuta dimite porque en realidad es de UPyD

LA PRESI HARA LAS OPOSICIONES PARA TRABAJAR EN UNA BOLLERIA

La contundente reflexión de Alberto Garzón sobre la acción del torero Juan José Padilla

El líder de Izquierda Unida se suma a las críticas al diestro por portar una bandera franquista.



EFE
El secretario general de Izquierda Unida, Alberto Garzón.
El torero Juan José Padilla ha sido uno de los nombres del fin de semana. El diestro saltó al ruedo de su faena en Villacarrillo (Jaén) ataviado con una bandera franquista en la espalda.
Padilla aseguró poco después de la polémica que "sentía profundamente si a alguien le ha ofendido verme con esa bandera" y que "Con la emoción del triunfo no me di cuenta de si la bandera era constitucional o no".
Numerosos rostros políticos como la Secretaria General de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez y el diputado de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián cargaron con dureza contra el torero. A estas críticas se sumó también el diputado de Unidos Podemos, Alberto Garzón, cuya reflexión ha sido una de las más compartidas hasta el momento.
"Italia, Francia y Alemania acabaron con los fascistas, y refundaron sus Estados inspirados por el antifascismo. Allí esto no sería posible", aseguró Garzón.
El mensaje del líder de Izquierda Unida lleva en poco más de 15 horas más de 4.000 retuits y más de 4.400 me gusta.

 Juan José Padilla con la bandera franquista tras la corrida. Twitter

ANDALUCIA SUZYTV

El Roto

MARULLERA,TRAMPOSA,SUCIA,GUARRA,MALAPERDEDORA,CORRUPTA Y FASCISTA

primarias andaluzas

Susana Díaz arrincona a los sanchistas con bronca, líos de censo, denuncias y pataleo

Solo en tres provincias, Málaga, Granada y Almería, habrá urnas, al lograr los críticos el 20% de avales del censo, aunque los alineados con Ferraz sacan pecho por los apoyos exhibidos

Foto: La secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz. (EFE)

domingo, 17 de septiembre de 2017


'Spiriman' responde al expediente que le ha abierto el Colegio de Médicos

Jesús Candel, Spiriman, rodeado de seguidores tras declarar en los juzgados. M. RODRÍGUEZ
El médico recuerda que los "dislates" de la fusión "también deberían haber sido rechazadas por los colegios médicos de Andalucía"
El médico Jesús Candel 'Spiriman', que lideró las protestas sociales multitudinarias en Granada contra la fusión hospitalaria, sitúa sus opiniones y críticas en el contexto de su libertad individual y como profesional de la sanidad, según el escrito de alegaciones remitido al Colegio de Médicos de Granada, que le ha abierto expediente a raíz de manifestaciones vertidas por Candel en un vídeo colgado en las redes sociales.
Candel, que da lectura a sus alegaciones en el último vídeo colgado en 'facebook', se defiende señalando que nunca ha utilizado las instalaciones y dependencias del Colegio de Médicos, al que nunca -recuerda- pidió amparo o apoyo para las manifestaciones o concentraciones ciudadanas que se sucedieron en Granada desde octubre del pasado año.
Siempre a título personal, 'Spiriman' -que tiene otro expediente abierto en el hospital donde presta servicio "por faltas a mi puesto de trabajo", una "mentira" de "algunos que actúan contra mí por soberbia e ira"- asegura que nunca ha implicado al Colegio de Médicos en sus manifestaciones, "que son de mi propia responsabilidad", ante el "despropósito" generado por los responsables de la sanidad pública en Granada.
Todos los que las apoyaron, "profesionales, ciudadanos y sector sanitario en general, lo han hecho igualmente a título individual". Así, el médico apunta al presidente y junta directiva del Colegio de Médicos "por si han intentado involucrarles como jueces de mis actos" para precisar que deben ser los tribunales ordinarios los que deban proceder de acuerdo con las leyes establecidas.
En todo caso, Candel reitera el "gravísimo deterioro" sufrido por la sanidad granadina, que "ha generado rencores, enfrentamientos, sentimientos encontrados no solo entre profesionales sino entre profesionales y pacientes" de las que no se considera culpable, sino que imputa a la "torpeza y y desconocimiento de políticas sanitarias erróneas, apoyadas por una pequela parte de personal sanitario sumiso o con aires de grandeza", entre los que cita a directores unidades "amos y señores servicios asistenciales" que no repararon en las consecuencias que acarrearía: "Aumento incontrolable en listas de espera no solo quirúrgica", con el consiguiente malestar de profesionales y usuarios.
En este sentido, Candel asegura que tales políticas "también deberían haber sido rechazadas por los colegios de médicos de Andalucía", por lo que 'Spiriman' concluye expresando su rechazo a que sus actuaciones "deban ser valoradas por un comité deontológico" del Colegio de Médicos porque estima que "mi libertad de expresión no puede verse cercenada" por el Colegio y su directiva. "Me he limitado a denunciar todos estos hechos como profesional independiente, invitando a los usuarios a denunciar las malas prácticas, si es que las hubiera", y a la Administración por la "malísima" gestión en los hospitales.
Para Candel, se trataba de expresar en las redes sociales la "indignación" ciudadana en "un momento álgido de descontento social" debido a "los dislates" de la Administración sanitaria que se plasmó en una fusión hospitalaria "improcedente, incongruente y arbitraria", de la que señala como máximos responsables a María Jesús Montero y José Luis Gutiérrez, entonces consejera y gerente del SAS.