lunes, 21 de agosto de 2017

CADA DIA PEOR..............

ACCIDENTE EN EL HOSPITAL DE VALME

LA PRESIDENTA DE LA JUNTA NO INTERRUMPE SUS SAGRADAS VACACIONES


«Veníamos por una felicidad y nos han quitado una vida»

Los familiares de la víctima la recuerdan como una joven «muy risueña y siempre alegre»
    Current Time 1:11
    /
    Duration Time 1:11
     
    La fallecida, Rocío Cortés - ABC
    ¿Cómo es posible que ocurra este tipo de accidentes en un hospital?» se preguntaba ayer Fernando, uno de los siete hermanos de Rocío Cortés Núñez. Fernando, profundamente abatido, recordaba a su hermana como una persona «muy risueña. Siempre estaba alegre». «Veníamos por una felicidad y nos han quitado una vida», se lamentaba entre llantos en la entrada del edificio de Mortuorios del hospital de Valme, donde fueron llegando, destrozados, familiares y amigos. Aún así, impresionaba la gran entereza con la que encajaron el duro golpe.
    Rocío, de 25 años y vecina de la localidad de Dos Hermanas, conoció a su marido. José Gaspar, cuando eran adolescentes. Se casaron hace unos cuatro años y vivían en un piso de la barriada de Los Montecillos del municipio nazareno. Ama de casa, estaba dedicada a la crianza de sus dos hijas, Carmen y Rocío, de cinco y cuatro años. Su marido José trabaja como camarero en el restaurante de la calle San Fernando de Dos Hermanas. «Estoy hecho un trapo», se dolía José, quien no daba crédito a la trágica muerte de su esposa. «Esto no puede quedar así. Hoy ha sido Rocío pero mañana puede ser otra persona».
    Amigas de la víctima señalaban a este respecto que el «maldito ascensor estaba sufriendo averías desde hace un mes». El padre de Rocío, Juan Manuel Cortés, llegó ayer por la tarde a Sevilla en tren desde Málaga, donde reside por motivos de trabajo, para visitar a su hija en el hospital. Al llegar al centro hospitalario la Policía le impidió la entrada. Allí se enteró del fatal desenlace. «Esto es muy fuerte», repetía. «Han matado a mi niña bonita, a la alegría de la casa y han dejado a tres niñas huérfanas de madre» mientras mostraba una fotografía de Rocío de hace dos semanas en una playa malagueña. Su cuñado, David, hablaba de ella como una persona de una gran vitalidad. «Era un cascabel». «Cuando no encontraba soluciones a los problemas se reía de ellos».
    La familia de Rocío presentó ayer una denuncia en el juzgado «para pedir responsabilidades». Su hija Triana fue trasladada al hospital Virgen del Rocío a causa de una dolencia cardíaca, donde evoluciona de forma favorable.

    "EL CORTIJO" Episodio I

    domingo, 20 de agosto de 2017

    ¿PUEDE IR PEOR LA JUNTA DE SUSANA DE VACACIONES?

    Muere una mujer al aplastarle la cabeza el ascensor de un hospital de Sevilla

    Se trata de una joven de 26 años que estaba siendo trasladada de planta en el Hospital Virgen de Valme tras dar a luz a su tercer hijo
    Coches de bomberos en la fachada del hospital sevillano de Valme donde una mujer ha fallecido hoy al ser seccionada por un ascensor del hospital cuando era trasladada en una camilla de una planta a otra.-EFE/David Jiménez Castillo

    Una mujer ha fallecido tras resultar atrapada su cabeza en un ascensor que se puso en marcha cuando era trasladada de planta en el hospital Virgen de Valme, en Sevilla.
    Fuentes del Servicio Coordinado de Emergencias 112 Andalucía han explicado que sobre las 14.35 horas el 112 ha recibido la llamada de un particular diciendo que a una mujer se le había quedado la cabeza atrapada en un ascensor cuando era trasladada en camilla de la planta segunda a la tercera.
    Ante esta situación, el servicio 112 movilizó a los bomberos y a la Policía Local de Sevilla. Por su parte, fuentes sanitarias han confirmado el fallecimiento de la mujer por este accidente en el ascensor, y han precisado que se ha producido durante un traslado de planta dentro del hospital, aunque no han podido facilitar más detalles del suceso.
    La fallecida es una mujer de 26 años que responde a las iniciales R.C., vecina de Dos Hermanas (Sevilla) y que acababa de salir de una cesárea de su tercer hijo, según fuentes cercanas a la familia, que se encontraba en estado de shock.
    Al salir del ascensor, la camilla quedó atrapada dentro del elevador, quedando la cabeza dentro, ante lo que el celador que la trasladaba intentó sacarla sin éxito.
    Las fuentes han precisado que la familia va a esperar a los resultados de la investigación para exigir responsabilidades. La familia de la joven se encuentra "destrozada" y ha anunciado que pedirá responsabilidades por lo ocurrido, sin descartar la presentación de alguna denuncia.
    El cuñado de la víctima, David Gaspar, ha indicado que por el momento no se sabe cuándo podrá ser el entierro de la joven, ya que "aún le tienen que terminar las pruebas forenses", aunque previsiblemente las pruebas podrán terminar este lunes por la mañana. "Entonces nos dejarán su cuerpo para poder velarlo", ha añadido.
    Gaspar ha asegurado que su hermano, marido de la víctima, se encuentra "destrozado", al igual que toda la familia, que se encuentra "consternadísima". "Es increíble, aún no nos los creemos", ha lamentado.
    Este familia ha apuntado que la familia "pedirá responsabilidades" por lo ocurrido y no descartan presentar denuncias, "pues no podemos perder la vida por un ascensor". "Algo habrá que hacer, esto no puede quedar impune", ha añadido.
    Según este familiar, el bebé, una niña recién nacida, ha sido trasladada al hospital Virgen del Rocío. La fallecida tenía dos niñas más, de cuatro y cinco años.

    La Junta investiga la muerte

    Por su parte, la consejera de Salud, Marina Álvarez, ha anunciado que la Junta de Andalucía ha abierto una investigación por este trágico suceso, aunque ha añadido que el ascensor contaba con todos los controles, si bien se ha encargado un informe a la empresa responsable de su mantenimiento, Orona.
    En comparecencia ante los medios, la consejera ha explicado que el ascensor "había pasado todos los controles y cumplía con la reglamentación", habiendo pasado la última revisión técnica por parte de la empresa encargada de su mantenimiento el día 12 de agosto, así como la inspección reglamentaria del Organismo de Control Acreditado (OCA) el pasado mes de mayo.
    "Un accidente rápido, inusual y trágico", según la Junta
    Álvarez ha indicado que en cuanto tuvo conocimiento del "fatal accidente" se ha trasladado al Valme "para conocer los hechos in situ y trasladar todo el apoyo a la familia y profesionales del centro y mostrar nuestra disposición para que se puedan esclarecer los hechos lo antes posible así como las circunstancia que han dado lugar a éste accidente".
    La consejera, quien ha calificado el suceso como "un accidente rápido, inusual y trágico", ha precisado que la Junta ha abierto una investigación para conocer las causas de lo ocurrido.
    "Desde que ocurrió el hecho, el personal de mantenimiento, con su jefa a la cabeza, como de servicios generales, se trasladaron al centro para comprobar que las revisiones y todo lo relativo a los ascensores están en regla", ha explicado Álvarez.
    Asimismo, ha indicado que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, tiene "conocimiento del caso" y estará "muy pendiente" de éste y a "total disposición" para lograr el esclarecimiento del suceso "lo más pronto posible".
    De su parte, la gerente del hospital, Silvia Calzón, se ha reunido con la familia de la joven fallecida, a la que se le está prestando asistencia psicológica, al igual que el celador que transportaba a la joven.
    Calzón, quien ha reseñado que cuando tuvo conocimiento del caso se han seguido todo los protocolos, ha añadido que, además, la responsable económica del hospital se ha reunido con la empresa responsable del ascensor y su mantenimiento para revisar todo la documentación "aunque hay constancia que todas las revisiones, así como los partes técnicos, están en regla".

    LAS COSAS DE LA JUNTA DE ANDALUCIA,DESCABEZADA,RECORTES QUE ELIMINAN MANTENIMIENTO,QUE SUPRIMEN PROFESIONALES Y "ELLA"DE VACACIONES.
     

    LA ENESIMA BATALLA DE IU


    Los coordinadores federal y andaluz de IU, Alberto Garzón y Antonio Maíllo.
    Unidos Podemos

    Alberto Garzón se la juega en Andalucía

    La XXI Asamblea decidirá sobre la fusión con Podemos, abanderada por Garzón y Maíllo.

    Si el caballo de batalla de las primarias socialistas fue abstención sí o abstención no a Mariano Rajoy, el caballo de batalla del congreso de Izquierda Unida Andalucía será fusión sí o fusión no con Podemos. No es previsible, sin embargo, que las diferencias internas en el seno de IULV-CA alcancen el grado de agresividad y dramatismo que han dejado al Partido Socialista roto por dentro y con profundas heridas cuya curación será larga.
    Una similitud importante con el PSOE es que en Andalucía también reside gran parte de la fuerza que todavía conserva IU, donde suma más de mil concejales y 80 alcaldes. Lo que ocurra en la XXI Asamblea de IULV-CA prevista para primeros de octubre será determinante para el futuro de toda la organización, no solo de la federación andaluza: si las tesis para converger con Podemos fracasan o no obtienen un respaldo inequívocamente mayoritario, el futuro no ya de Antonio Maíllo sino de Alberto Garzón puede peligrar.
    Una apuesta arriesgada
    La apuesta de ambos líderes es esa comprometida fusión/convergencia que no pocos alcaldes y concejales andaluces de IU ven con recelo, particularmente los que forman parte de los 25 ayuntamientos donde gobiernan en coalición con el PSOE.
    El buen entendimiento local de IU y PSOE en esos municipios irrita a Podemos Andalucía, cuya estrategia de ‘sorppasso’ al Partido Socialista -plenamente asumida por Garzón y Maíllo- pasa por que IU abandone dichos gobiernos, algo a lo que se niegan los ediles de la federación andaluza. Teresa Rodríguez, coordinadora de Podemos Andalucía y referente de la corriente interna Anticapitalistas, entiende que será muy difícil construir candidaturas de convergencia para las municipales de 2019 mientras IU siga gobernando con el PSOE.
    Pero el problema para IU reside en que es precisamente en esos pueblos y ciudades donde la federación nucleada en torno al PCA está más fuerte y por eso gobierna (o donde gobierna y eso la hace más fuerte): poner en riesgo ese patrimonio institucional es un paso demasiado comprometido como para no meditarlo con detenimiento.
    Fusionarse o no fusionarse
    La batalla en IU no es, como lo era en gran parte en el PSOE, personal sino política. Para el líder de la federación más poderosa de IU, Antonio Maíllo, no hay duda de que su formación debe seguir avanzando hacia la confluencia con Podemos, mientras que para el sector crítico es un error caminar hacia esa confluencia sin tomar las debidas precauciones. Unas precauciones, alegan, que hasta ahora no han tomado Garzón ni Maíllo.
    Ambos bandos se verán las caras los días 7 y 8 de octubre en la localidad sevillana de Benacazón, donde los casi 400 delegados que participarán en la XXI Asamblea de Izquierda Unida Los Verdes-Convocatoria por Andalucía decidirán quién es el nuevo líder de la formación y cuál el documento político por el que se regirán en los próximos años.
    Maíllo se lo piensa
    Hasta ahora, Antonio Maíllo no ha desvelado si concurrirá a la reelección, aunque lo más probable es que lo haga pues es hoy por hoy el único referente público de la formación en Andalucía. En ese sentido, su liderazgo es indicutible y no tendría rival.
    Tampoco los críticos encabezados por Diego Valderas, José Luis Pérez Tapias o Ignacio García han desvelado quién será su candidato para dirigir IULV-CA. Las candidaturas deberán presentarse en apenas dos semanas ya que el plazo para hacerlo expira el 4 de septiembre.
    Los títulos lo dicen todo
    El propio título del documento político presentado por los críticos -avalado por apenas el 1,5 por ciento de la militancia, recalca Maíllo- da suficientes pistas de por dónde irá el debate: 'Una IULV-CA fuerte y autónoma para cambiar Andalucía'. La denominación no nombra explícitamente a Podemos, pero no hace falta: lo que está diciendo es que IU no debe en ningún caso diluirse en la formación morada.
    La ponencia que defenderá el Consejo Andaluz saliente se denomina 'La izquierda en movimiento: ganar Andalucía' y también desde su propio título deja ver a las claras que la apuesta de Antonio Maíllo, y del coordinador federal Alberto Garzón, es construir una alternativa capaz de disputar al PSOE la hegemonía de la izquierda. Los dos documentos enfrentados se vienen debatiendo desde finales de julio en las asambleas de base de la federación y entre el 25 y 28 de septiembre se someterán a una votación online que se complementará con una votación presencial entre el 29 de septiembre y el 4 de octubre.
    Contra el ‘régimen del 78’
    Dicho en la terminología del secretario de Organización de IULV-CA, Toni Valero, la XXI Asamblea será “histórica” porque supondrá la culminación de “un proceso de transición en IU que puede tener ya uno de sus últimos coletazos en la línea de constituirse como un verdadero movimiento político social". En esa forma de decirlo resuena el eco de Julio Anguita, firme partidario de la convergencia/fusión con Podemos.
    Valero también hablaba de "profundizar en la estrategia de ruptura con el régimen de 78", una idea –y una forma de expresarla- originariamente más próxima a Podemos que a IU y que desde luego no puede gustar a dirigentes como Diego Valderas, que apostó por un Gobierno de coalición con el PSOE y ocupó el cargo de vicepresidente de la Junta.
    Paradójicamente, el ahora denostado ‘régimen del 78’ no habría sido posible sin el respaldo y el decisivo protagonismo del PCE, de ahí que la enfática demonización que Podemos hace de la Transición provoque cierto embarazo en muchos militantes comunistas.
    Tiempos convulsos
    Aunque no parece que, con las cifras en la mano, los críticos tengan fuerza suficiente para truncar la hoja de ruta trazada por Maíllo y Garzón para converger con Podemos, los tiempos convulsos que vive la izquierda aconsejan mostrarse prudentes en los pronósticos. Susana Díaz y el PSOE andaluz lo saben bien: partir como favorito en las quinielas no garantiza nada.
    La idea de Maíllo y Garzón es que IU acabe siendo lo que siempre debió ser: un movimiento político social y no un partido. El problema es cómo materializar organizativamente dicha idea. Podemos nació con esa voluntad de ser una herramienta política distinta a los partidos convencionales, pero lo cierto es que la praxis ha ido haciendo de los morados un partido fuertemente jerarquizado, bastante homologable en su funcionamiento interno a las demás formaciones políticas.
    Un mal precedente
    Desde luego, hay alcaldes, concejales y militantes de base de IU que no ven claro adónde conduce exactamente la ruta de la convergencia. Y es que los antecedentes son poco satisfactorios: es un hecho que Garzón ha perdido visibilidad pública y proyección política desde que IU se convirtió en el socio minoritario de la marca electoral Unidos Podemos.
    Los medios tienden a simplificar llamando Podemos a lo que en verdad es Unidos Podemos. IU no ha resuelto ese problema. Es más: los críticos andaluces de Maíllo y Garzón piensan que en realidad a ninguno de los dos les preocupa resolverlo porque piensan que Podemos debe acabar siendo aquel movimiento social que soñó Julio Anguita y que IU en solitario no pudo ser.
    Quemar las naves
    El drama –si es que cabe llamarlo así- de Maíllo y Garzón es que de algún modo han quemado sus naves: su viaje a ese ‘nuevo mundo’ que es Podemos no tiene vuelta atrás.
    En el caso andaluz, incluso económicamente podría ser un problema para IULV-CA concurrir en solitario a unas elecciones cuyos resultados quedarían tal vez por debajo de los escuálidos 5 escaños logrados en las autonómicas de 2015. Para la maltrecha economía de la federación andaluza ese escenario sería

    SUSI MISSING IN ACTION

    SUSANA AUSENTE  EN LOS ACTOS POR LOS ATENTADOS:
    "YO NO SOY CATALANA"
    y siguio en los caños de meca,tan fresquita... Imagen relacionada

    viernes, 18 de agosto de 2017

    jueves, 17 de agosto de 2017

    ATENTADO YIHADISTA EN ESPAÑA

    A LAS 16.00 GMT,DE HOY SE HA PRODUCIDO UN GRAVE ATENTADO YIHADISTA EN EL CENTRO DE BARCELONA.
    UNA FURGONETA HA ENTRADO  A TODA VELOCIDAD POR LAS RAMBLAS DE  DICHA CIUDAD.
    DESPUES DE RECORRER UNOS METROS CHOCO CONTRA UN QUIOSKO.
    UNOS HABLAN DE DOS TERRORISTAS  QUE HUYERON Y SE REFUGIARON EN UN BAR DEL MERCADO DE LA BOQUERIA DESDE DONDE EMPEZO UN TIROTEO.
    HABRIA POR LO MENOS 4 MUERTOS,UN NIÑO ATROPELLADO EN UN COCHECITO  Y TRES TRANSEUNTES.
    NO HAY MAS INFORMACION FIABLE. 
    CONDENO EL HECHO.

    Con ZP empezó todo

    ZP, es decir José Luis Rodríguez Zapatero, quinto presidente del Gobierno desde la restauración democrática, se comprometió solemnemente a aceptar la reforma estatutaria que aprobara el Parlament de Cataluña.
    Fue un 13 de noviembre en el Palau Sant Jordi, ante 20.000 testigos.
    Tres años más tarde, después de que el Parlament aprobara el Estatut  (y el Congreso de los Diputados lo ratificara tras un severo peinado), el 74% de los catalanes refrendó dicha reforma, que establecía, entre otras novedades importantes, que Cataluña era una nación.
    Sin embargo, el Tribunal Constitucional, teóricamente controlado por una mayoría progresista, dejó a Cataluña como nación en el preámbulo y sin validez jurídica alguna, reiterando, claro está, la indisoluble unidad de la nación española que recoge la Constitución.
    Este proceso de promesas incumplidas, mentiras, medias verdades y sentencias a contramano de la voluntad popular ha abonado, sin ningún género de dudas, la deriva separatista que el 1 de octubre quiere sacar a Cataluña de España en 48 horas.
    Los socialistas, con el regreso de Pedro Sánchez a la secretaría general, aprobaron en su último congreso federal el carácter plurinacional de España, una vuelta de tuerca muy necesaria a la España federal aprobada en tiempos del difunto (político) Alfredo Pérez Rubalcaba y conocida como Declaración de Granada.
    Sin embargo, un reducido grupo de barones, movido por una Susana Díaz que no ha encajado aún su estrepitoso fracaso en las primarias socialistas, no acepta ni asume ese carácter plurinacional y, por vía de los medios afines (El País, siempre El País), han reabierto por su cuenta y riesgo el debate territorial. Es decir, otro invento aprovechando el relajo estival de la agrupación de Miguel Yuste, que, visto lo visto, desemboca ideológicamente en Génova.
    A mí me da que, en el fondo, a estos barones a la violeta, cautivos y desarmados, pero con presupuesto en vigor, lo que les molesta de verdad es que esta visión de una España más ancha y más abierta, menos casposa, puede llevar a Pedro Sánchez al Palacio de La Moncloa.
    La unidad de España les importa un pepino o dos quizás.  Nada más que hay que ver a la propia Susana Díaz envuelta en la bandera andaluza y retuiteando agravios contra los andaluces para tapar su fiasco español. ¡Viva la nación andaluza por las tardes y María del Monte en prime time!
    En fin, ellos, con algunos menos, están de nuevo en el lío y al servicio de la derecha, que está encantada con este socialismo tan responsable y tan cañí.
    Nada más que hay que leer a García-Page, Emiliano de nombre, que pacta con Podemos para salvar el culo y nos sorprende a todos con un sermón sobre el carácter espurio de los pactos con el coleta y cía. Un ridículo por España que merecería 2 padrenuestros y 500 avemarías.
    Y ZP…  Con él empezó todo, ¿no? Pues a ver si algún antiguo colaborador se lo cuenta.

    IGUAL QUE LOS ALTOS CARGOS DE LA JUNTA QUE LAS COMPRAN SIN GASTAR Y SE LAS PELAN LOS JOVENES/AS

    martes, 15 de agosto de 2017

    TRES CAMINOS QUE NO TIENEN SALIDA Y LA JUNTA DE VACACIONES CON LA KELLY FRACASADA

    Infraestructuras atascadas
    Colas de coches en la zona de Tres Caminos, ayer a mediodía. Colas de coches en la zona de Tres Caminos, ayer a mediodía.

    Cádiz lidera los puntos negros de la DGT en el puente de agosto

    YA SE IRA MODERANDO...DE MOMENTO DE LO MEJOR DE ESPAÑA

    TERESA RODRIGUEZ / PORTAVOZ DEL GRUPO PODEMOS EN EL PARLAMENTO DE ANDALUCÍA

    "En Andalucía el PSOE, más que un partido, es un Gobierno y una Administración"

    Fran Delgado / Miguel Ángel García Argüez (EL TERCER PUENTE)

    <p>Teresa Rodriguez</p>
    Teresa Rodriguez
    Juan María Rodriguez

    Oír hablar a Teresa Rodríguez (Rota, 1981) es como bañarse en un río de aguas bien vivas: a veces plácido y calmo, a veces brioso y energético, siempre caudaloso y transparente. Sabe usar estupendamente su tono y sus palabras. Y también sus gestos: por momentos pedagógicos, por momentos suaves, por momentos firmes. De cualquier forma, siempre generosos en la comunicación.
    Implicada desde que era muy joven en el activismo antimilitarista, la resistencia estudiantil, la militancia sindical, el feminismo y las organizaciones de izquierdas, (primero en IU y luego en Izquierda Anticapitalista) se licenció en Filología Árabe y aprobó oposición de profesora de Secundaria. Pero cuando iba a incorporarse a su destino definitivo, el inesperado huracán Podemos la llevó hasta el Parlamento Europeo en 2014, cargo al que renunció sin alharacas para regresar pronto al sur. Ahora es diputada y portavoz de su grupo en el Parlamento Andaluz y secretaria general de Podemos Andalucía.
    Quedamos con ella para desayunar en la librería-cafetería La Clandestina, un espacio proclive a la charla relajada y a la tertulia. Teresa llega en bicicleta, dando los buenos días con una sonrisa luminosa y cercana.
    Recordando que usted fue candidata de Izquierda Anticapitalista a la alcaldía de Cádiz en 2011, ¿cómo ha vivido personalmente todos los cambios que se han sucedido en estos años agitados, desde el 15M a la victoria de Por Cádiz Sí Se Puede (PCSSP) en 2015?
    En su momento, presentarnos a las elecciones no era de una importancia central. Suponía un medio más, un espacio más en el que poder decir cosas y articular una estrategia más amplia de implantación en los conflictos de la ciudad, de apoyo a los colectivos, de ir a las huelgas del metal o de organizar la marea verde, y dentro de toda esa estrategia decir lo mismo pero en el espacio y el ámbito de una campaña electoral que nos permitía tener un altavoz más grande. Es verdad que no hicimos mucha campaña porque, afortunadamente, comenzaba a existir un contrapeso en la calle más potente que el de la propia política institucional al uso. El 15M fue el espacio que nos pasó por encima a todos los activistas y militantes político-sociales de la ciudad. Es decir, nadie se esperaba algo así. Yo no me esperaba que los corrillos habituales de las manifestaciones de la ciudad se iban a alimentar de personas a las que jamás había visto en una movilización pero a las que había visto en la panadería, en la frutería, en la tienda de debajo de casa. Fue inesperado. Lo más bonito del 15M para mí fue la demostración empírica de que el concepto del tiempo es muy relativo: puede haber décadas en las que no pase absolutamente nada y días en los que de repente cambia todo. Para mí lo más emocionante de aquella época no fue exactamente la militancia política, sino pasar a un segundo plano y ver cómo la gente iniciaba un proceso de politización muy radical. Así fue más o menos como lo viví.
    Pasó ese tiempo, han cambiado mucho las cosas y ahora es parlamentaria ¿cómo ha llevado el paso de ese activismo en los movimientos sociales al trabajo que realiza actualmente dentro de las instituciones políticas?
    Es un cambio muy profundo a nivel vital, a nivel político no. Yo considero que he hecho política desde que tengo uso de razón, voy a seguir haciendo política cuando acabe mi mandato y, seguramente, hasta que me muera. La política institucional, el espacio de representación pública, para mí sí era un espacio nuevo que responde mucho a las expectativas que yo tenía. No me esperaba mucho más de la institución, ni mucho menos, pero como ejercicio de aprendizaje es interesante en la medida que te obliga a tratar de aterrizar las propuestas y las soluciones. Y luego, por otro lado, te permite estar cerca de tus enemigos. Desde que estoy dentro valoro más lo que hacíamos fuera, porque cuando íbamos a las puertas de las instituciones, del parlamento o del ayuntamiento, tenía la impresión de que no tenía ningún tipo de influencia sobre lo que ocurría dentro, que no nos escuchaban, que nadie estaba pendiente de nosotros. Ahora que estoy dentro me doy cuenta de que lo que ocurre fuera, en las puertas de las instituciones, tiene una potencia enorme de transformación.

    El 15M fue el espacio que nos pasó por encima a todos los activistas y militantes político-sociales de la ciudad
    De todo lo que describe, ¿qué destacaría en positivo de esa actividad parlamentaria? O, por el contrario, ¿cuáles serían los principales obstáculos o aspectos negativos de las instituciones que le han llamado la atención?
    Lo más negativo es el cinismo. Esa sensación de que la gente no siente lo que está defendiendo, sino que lo hace porque le conviene electoral o demoscópicamente. Eso es lo más negativo. Yo creo que esa es una enfermedad endémica de la política representativa. Seguramente todas las personas que están en el parlamento compartieron alguna vez el entusiasmo por cambiar la realidad, incluso los del PP, que tienen unas propuestas contrarias a las mías, tuvieron ese compromiso y ese sacrificio por lo común. Todo el mundo lo tuvo. Bueno, quizás no todo el mundo. Ahora hay toda una generación que viene de otra cultura política; son militantes que echaron los dientes en la sede y son políticos profesionales desde los dieciocho años, así que ellos quizás no, pero el resto tuvo ese entusiasmo y en algún momento lo perdió. De ahí la importancia de la limitación de mandatos como mecanismo de regeneración democrática que forma parte de una estrategia global de mayor cercanía a tus representantes. La función de un representante no es gestionar, eso lo hacen los Gobiernos, los técnicos y la Administración, su función es representar. Y uno es representativo si se parece a lo que representa.
    ¿No se puede, por tanto, compaginar eso que ustedes han puesto de manifiesto en diferentes ocasiones de tener un pie en la calle y otro en las instituciones?
    Creo que no. Llega un momento en el que tienes más horas de conexión a un espacio ficticio, que es la institución, y menos al espacio real, que es la calle. Se observa en todo, por ejemplo en los ritmos. Las urgencias de la calle no están en la institución, las discusiones se alargan enormemente sobre cuestiones que son centrales, vitales y urgentes para la mayoría de la ciudadanía que representamos. Bueno, la burbuja de privilegios se parece muy poco a la vida común. El hecho de que llegues a un lugar y no te falte de nada, que todo el mundo te habla con un respeto tremendo…creo que no sólo se acumula capital económico sino, también, capital simbólico. De hecho, creo que gran parte de las luchas de poder tienen que ver con la defensa del capital simbólico y relacional, con el ego, con el espacio que uno ocupa en el mundo.
    ¿Qué se puede hacer desde dentro para que, como representantes de los ciudadanos, se pueda evitar la seducción de ese poder que ejerce la moqueta parlamentaria y que aleja a los políticos de los problemas reales de la ciudadanía? ¿Cómo se puede combatir eso?
    Nosotros hemos establecido tres mecanismos de control básico: la limitación de mandatos, la limitación de salarios y la revocabilidad de los cargos electos. Nosotros lo practicamos en nuestra organización pero lo defendemos para las instituciones. Y en lo cotidiano articulamos e implementamos herramientas de participación desde los ámbitos sectoriales (discapacidad, educación, sanidad…etc.), construimos espacios de participación como los barriales, es decir, construimos lugares más cercanos donde la gente no tiene que separarse de su vida para poder participar políticamente o no tiene que esperar cuatro años para poder votar, sino que  opinar y decidir sobre las cosas forme parte de su cotidianidad. Sabemos que es difícil y hasta ahora no lo hemos hecho, pero creo que tiene que ser un objetivo estratégico.
    Respecto a su actividad parlamentaria ¿cambiaría algo de lo que ha hecho hasta el momento? ¿Y de la actividad parlamentaria de Podemos?
    Sí. Se puede mejorar todo y me equivoco seguramente todos los días, pero creo que tenemos que salir del lugar de los antagonistas. Nosotros no queremos ser los antagonistas del PSOE de Andalucía y yo no quiero ser la antagonista de Susana Díaz. Claro, en dos años hemos ocupado, sin quererlo ni planificarlo, esa posición y ahora eso nos obliga a hacer un esfuerzo para poder ser la alternativa. Y ser esa alternativa no pasa solamente por ser quien le da caña a Susana. A mí por la calle me dicen dos cosas fundamentalmente: una es “qué bien lo haces” -entiendo que quien se acerca a mí es porque simpatiza de alguna manera- y otra es “dale caña a Susana”. Esa parece ser nuestra función en el parlamento, y creo que no hemos venido a hacer política y hacer el sacrificio tan grande que supone estar en el lugar en el que estamos para darle caña a nadie en concreto, sino para ser capaces de presentar a la sociedad una alternativa confiable.
    Ha mencionado la figura de Susana Díaz ¿la relación con ella es tan tensa como se percibe a través de los medios?
    A Susana Díaz sólo la veo una vez cada dos semanas para hacerle una pregunta de siete minutos y ella me responde en otros siete minutos. No hay una relación fluida. La relación personal, en este caso, no es tan importante como una característica que tiene en común una generación de militantes del Partido Socialista. Es decir, hay una generación de socialistas con la que nosotros podemos discrepar, incluso discutir acaloradamente, sobre lo que ocurrió en la Transición, si los cambios profundos que había que hacer no se hicieron, las concesiones que se hicieron a los poderes fácticos… discusiones sobre lo que han representado en la construcción del régimen del 78, pero hay un debate ideológico, de ideas, un debate programático.
    Y hay otra generación socialista con la que es difícil debatir políticamente; hay que pensar que en Andalucía el PSOE, más que un partido, es un Gobierno y una Administración. Por un lado, creo que existe por su parte una sensación permanente de amenaza, nos ven como una amenaza directa. Y por otro lado, su cultura política tiene muy poco que ver con los que han sido militantes en la UGT o los que fueron activistas en la Transición…y eso hace muy difícil la relación. Lamentablemente es más difícil la relación con los y las jóvenes socialistas, diputados y diputadas algunos, que con la vieja guardia, al menos en lo cotidiano, en el debate político. Susana Díaz es la representación de eso, el susanismo es esa generación que echó los dientes en la sede, se profesionalizó políticamente con diecinueve años en un ayuntamiento, una diputación o en un consorcio, y que no ha tenido tiempo para llevar a cabo una madurez política, intelectual y activista, comprometida con el entorno.

    Es más difícil la relación con los jóvenes socialistas que con la vieja guardia
    Tras lo ocurrido en la primarias a la Secretaría General del PSOE ¿cómo cree que ha quedado la figura política de Susana Díaz?
    Creo que es una buena noticia que Susana Díaz haya perdido las primarias. No es sólo el susanismo lo que está en crisis tras las primarias, lo que está en crisis es ni más ni menos que el felipismo, es decir, la historia de los últimos cuarenta años del Partido Socialista. Eso genera esperanza y expectativas que habrá que ir vigilando y ver si se cumplen o no. Tampoco soy una ilusa, sé que es difícil desmontar todo un aparataje de relación con la jerarquía social que hay construida ahora mismo, pero eso significa que pasan cosas y que las bases del Partido Socialista han virado de alguna manera.
    Con Antonio Maíllo sí que se aprecia una buena relación personal y política ¿Se puede trasladar esa relación a la tónica general existente entre Podemos e IU en Andalucía y que desemboque en la tan mencionada confluencia de ambos partidos en nuestra Comunidad Autónoma?
    Antonio Maíllo ha facilitado muchísimo la relación. Tenemos una buena relación porque cuando decimos cosas sabemos exactamente lo que queremos decir, manejamos códigos comunes, que es precisamente lo que no nos pasa jamás con la nueva generación de socialistas. Pero con Antonio Maíllo sí. Él representa, de alguna manera, una cierta evolución que ha ocurrido también en Izquierda Unida. Yo sé que la confluencia va a tener lugar, pero tengo la esperanza puesta en que no sea un matrimonio de conveniencia, sino que se convierta en un nuevo proceso de atracción de más agentes político-sociales, de más personas, que quieran participar en política en un espacio nuevo que construyan con sus manos más allá de Podemos y de Izquierda Unida. Creo que esa es la aspiración común que tenemos Antonio y yo.
    Un espacio más amplio, en el que generosamente se renuncie a cosas. Creo que la ventaja competitiva que tiene Podemos respecto al resto de partidos es su flexibilidad organizativa, la falta de identidad. Eso que para algunas cosas es una cierta dificultad, el que no haya podemismo en sí hace que seamos más capaces de construir espacios de participación más amplios que desborden el guión escrito para las cosas en los próximos años. Esta capacidad hace que todavía podamos sorprender, que podamos generar espacios de desborde, adaptándonos a una identidad muy líquida, que es resultado también de las crisis de identidades colectivas del sindicalismo, del asociacionismo, de la política y de la ideología. Creo que nos adaptamos mejor a ese marco en el que podemos generar espacios donde la gente quiera participar y hacer política en primera persona, que es el marco 15M y el marco más real.

    Sé que con IU la confluencia va a tener lugar, pero tengo la esperanza puesta en que no sea un matrimonio de conveniencia
    Las últimas encuestas publicadas muestran una cierto freno electoral de Podemos en Andalucía. ¿Qué puede hacer Podemos para intentar recuperar esa ilusión que tuvo en sus inicios y que lo llevó al parlamento a consolidarse directamente como la tercera fuerza política andaluza?
    En primer lugar, estamos en un momento en el que hay cambios, no hay una foto fija sino que hay momentos de inestabilidad. Eso genera cambios de un día para otro y las encuestas difícilmente pueden hacer diagnósticos muy certeros. Esto es básicamente por la crisis del bipartidismo. Si miramos más ampliamente las tendencias, en los últimos dos años vemos que ha existido una caída en picado de los apoyos que hasta ahora habían tenido PP y PSOE. Esto ha generado una geometría de fuerzas políticas más complejas que varían y cambian en muy poco tiempo. La segunda cuestión es que creo que vamos a ser capaces de mejorar como alternativa en la medida en la que ocurran dos cosas: una depende mucho de nosotros y otra no tanto. La primera es que seamos capaces de generar un nuevo espacio andaluz. En esa clave lo estamos construyendo, con una clara identidad andaluza, con un claro proyecto de necesidad de recuperar las aspiraciones, los compromisos y los sueños del proceso de autonomía en Andalucía. Se trata de poner sobre la mesa que la historia de Andalucía no está escrita, y que si fuimos capaces de cambiarla hace treinta y siete años podemos volver a hacerlo ahora, llegando a compromisos que se cumplan como un proceso de desarrollo endógeno en Andalucía que está pendiente, cambios profundos en la estructura productiva social y económica andaluza que nos hagan capaces de salir del lugar que ocupamos. El profesor de economía Manuel Delgado Cabeza decía que nosotros no estamos ahora mismo en la antesala del desarrollo, sino que somos su cuarto trasero. Andalucía es el lugar en el que transcurre, por ejemplo, toda la actividad industrial que nadie quiere: las refinerías de petróleo, las papeleras, la agricultura más dañina para el medio natural y que crea empleo más precario, la agricultura intensiva, la burbuja inmobiliaria que se ha convertido también en la burbuja del turismo sobre la base de los bajos salarios y a las exportaciones baratas. Como no cambiemos eso, cíclicamente, nuestros hijos van a tener que seguir emigrando, como lo hicieron hace cuarenta años y tienen que hacerlo justo ahora.
    Pero ¿Cómo se materializa eso? porque Podemos parece estar asentado en capitales de provincia y ciudades, aunque en el ámbito rural escasea la militancia. Y en Andalucía, si se pretende ser alternativa de cambio, se debe tener representación tanto en el ámbito urbano como en el rural.
    A nivel programático hay que tener un buen proyecto de transformación. A nivel orgánico hay que ser capaces de implantarse en las sesenta y dos comarcas de Andalucía. La particularidad que tiene Andalucía, respecto a otras Comunidades Autónomas, es que tiene espacios de población, agrociudades y ciudades intermedias, que agrupan al cincuenta por ciento de la población. Desde hace un año, lo que hemos puesto sobre la mesa es un plan, el Plan 81, en el que queremos tener la organización puesta a punto en ochenta y un municipios de Andalucía que tienen más de cincuenta mil habitantes y que agrupan al cincuenta por ciento de la población. Eso es un esfuerzo organizativo, pero también tiene que haber un esfuerzo político para de verdad ser representativos en el medio rural. Hasta ahora Podemos ha sido una fuerza política en las ciudades. Es verdad que sucede históricamente que los cambios se dan antes en las ciudades y en determinadas capas sociales, pero los cambios profundos ocurren en el medio rural y entre las clases sociales que van más allá del universitario de clase media.
    Entonces, ¿qué retos debe asumir Podemos en el ámbito rural?
    Ser capaces de proyectar la idea de que Podemos no es sólo urbanita, universitario, hombre, clase media y nivel cultural alto, sino convertirnos en la fuerza política no subalterna y eso es lo más difícil, es lo más complicado. ¿Cómo se hace eso? Incorporando a personas que vengan del medio rural a las portavocías públicas, siendo capaces de organizarnos en el medio rural. ¿Cuáles son algunas de las dificultades que nos encontramos en esos espacios? Efectivamente, hay miedo a militar políticamente. Hay gente que milita en Podemos, que está inscrita en Podemos que vota a Podemos y no se lo dice a nadie. Hay sitios, pueblos realmente pequeños, donde tenemos un montón de votos y no encontramos a la gente que nos ha votado. Esa lógica también opera en el medio rural, pero no es solamente eso. A mí no me gusta decir que el PSOE gana en Andalucía porque tiene comprados los votos del medio rural a través del PER y ese tipo de afirmaciones que son simplismos y tópicos que muchas veces se utilizan para quitarse responsabilidad. En el medio rural, el desarrollo ha venido de la mano de la Junta de Andalucía: el centro de salud que se abrió lo hizo la Junta, la escuela la abrió la Junta, la biblioteca, el centro de formación para el empleo…eso ha sido así y hay que reconocérselo al Partido Socialista. El problema es que de un tiempo a esta parte cierran esos centros de salud, cierran esas escuelas y echan a esos maestros y a esos profesores. Por primera vez en la historia de Andalucía empezamos a dar pasos hacia atrás. Eso necesita y requiere de un nuevo revulsivo para recuperar los servicios públicos y supone salir de un marco de austeridad estructural que el Partido Socialista no quiere romper.
    Respeto a Podemos-PSOE, y reconociendo que los mecanismos de relación entre los partidos políticos son muy complejos ¿existe una relación de vasos comunicantes entre Podemos-PSOE en el parlamento andaluz y PCSSP-PSOE en el ayuntamiento de Cádiz?
    No, no hay vasos comunicantes. Y, tanto cuando fue la investidura de Susana Díaz en Andalucía como cuando fue la de aquí en Cádiz, existieron ciertas pulsiones por intentar poner en relación un proceso con otro y siempre nos negamos a eso. No somos los Delegados de Podemos en Cádiz capital y los Delegados de Podemos en Andalucía, somos los representantes de los andaluces y andaluzas en la instituciones por Podemos y en Cádiz. Por tanto, representamos a ese espacio y no podemos cambiar cromos por las instituciones en las que somos representantes, porque en esa situación lo que toca es mirar qué medidas pueden ser buenas para la gente a la que representamos, no qué medidas pueden ser buenas para mi partido en otro lugar o para mi equilibrio a nivel general como fuerza política.
    Podemos nace reivindicando claves del 15M como, por ejemplo, espacios de democracia directa y horizontalidad ¿cómo está afrontando Podemos, en su crecimiento, los peligros de burocratización y de hiperliderazgos?
    Creo que Podemos con la presencia en las instituciones no ha crecido, ha engordado. El momento más importante de crecimiento que nosotros hemos tenidos fue al principio, la constitución de Podemos, cuando de repente aparecen cuatro mil círculos de Podemos, algo sin precedentes en este país. Se consolidaron en sus espacios territoriales sin preguntarle a nadie, haciendo fotocopias de las octavillas y con los logotipos recortados y pegados. Ese fue el momento de crecimiento fundamental y tenemos que intentar recuperar procesos similares a ese, volver a alimentar un nuevo proceso de desborde sociopolítico, da igual que con Podemos o con cualquier otra cosa. Volver a alimentarlo, porque ese proceso es lo que ha dado lugar a un nuevo sentido común del que se ha alimentado Podemos como alternativa política. Un nuevo sentido común que hace, por ejemplo, que la gente se ponga delante de la policía para evitar un desahucio, algo que antes era impensable, o que piense que no todas las deudas hay que pagarlas y que las deudas con los bancos tienen unas reglas tramposas. Hay que alimentar ese sentido común.
    Y bajando al terreno de lo concreto, ¿cómo lo están llevando a cabo?
    Sabiendo que la burocracia es un riesgo que hay que asumir. Efectivamente, como organización, nos vamos a burocratizar. Nos hemos burocratizado desde el momento en el que tenemos representación en todos los parlamentos y muchísimos ayuntamientos, lo que genera una serie de cargos técnicos en torno a los espacios de representación pública. Después de dos años haciendo un balance de nuestra presencia en las instituciones y tratando de entender que la institución es una herramienta del movimiento social y no al revés, el movimiento social en manos del partido o de un grupo parlamentario. Relativizando la importancia de los debates que tienen lugar en las instituciones. Porque, por ejemplo, los plenos duran dos días pues, de esos dos días, tres cuartas partes son para debatir medidas que no tienen ningún tipo de impacto sobre la vida de la gente. Hay un periodo al principio del pleno en el que se debaten leyes y se aprueban o no y eso puede tener un impacto si tienen presupuesto, pero el resto es para proposiciones no de ley o mociones que no tienen ningún tipo de obligatoriedad en su cumplimiento. A lo mejor hay que relativizar ese tiempo y ese espacio que es meramente performativo, comunicativo e invertir más esfuerzo en la construcción militante no sólo del partido sino también de los movimientos sociales, de los espacios de empoderamiento popular y ciudadanos, que fue el primer eslogan de Podemos, sabiendo que si nos convertimos en un aparato de liberados y perdemos el impulso militante vamos a perder todo nuestro ADN.
    Coincidí con Iñigo Errejón en facilitar la investidura de Pedro Sánchez
    Sobre Podemos Andalucía, ha mencionado la reivindicación de ese andalucismo, una autonomía andaluza tanto territorial como de decisión, como descentralización del partido. Puede haber quien vea ese proceso como un intento de Anticapitalistas de hacerse con la marca de Podemos en Andalucía ¿qué opina al respecto?
    No hemos sido la única Comunidad Autónoma que ha demandado mayores cuotas de autonomía y nadie puede acusar a otra Comunidad Autónoma de estar controlada por una corriente interna. Creo que es razonable que un partido político que se fundó tan rápido tuviera al principio mecanismos de control muy férreos para asegurar candidaturas solventes en todo el territorio, parece lógico que en el comienzo hubiera una alta centralización. Por otro lado, cuando, de repente, aparecen cuatro mil círculos en el Estado de gente que estaba construyendo una alternativa en el día a día había que poner en valor ese proceso de empoderamiento y participación dándoles capacidad de decisión. Ese tránsito de cohesión hacia la descentralización y el protagonismo colectivo no se está haciendo al ritmo que la mayoría de las direcciones de Podemos en las Comunidades Autónomas de este país están pidiendo. Por tanto, si lo tenemos en común con otras Comunidades no puede existir sospecha de que sea una estrategia unilateral del eterno enemigo trotskista. Respecto a las corrientes en Podemos, nosotros hemos hecho la reflexión en Anticapitalistas de que no queremos ser una corriente monolítica dentro de Podemos. Es decir, que habrá debates en los que podremos coincidir personas que formamos parte de esa corriente con otros compañeros y compañeras y habrá debates en los que podremos discrepar dependiendo de cuál sea el tema de discusión. Por ejemplo, yo creía coincidir con Pablo Iglesias en la autonomía y la independencia respecto al PSOE, en la necesidad de construir una alternativa al bipartidismo. Digo que creía coincidir porque en los últimos tiempos algo de eso ha cambiado. Coincidí con Iñigo Errejón, por ejemplo, en la importancia de hacer un esfuerzo por evitar un Gobierno del Partido Popular, no necesariamente entrando en un Gobierno con el PSOE pero sí facilitando su investidura porque era fundamental, de hecho lo es ahora, evitar que la gente se acostumbre a vivir sin derechos; hay que derogar todos los ataques brutales a nuestros derechos sociales de los últimos siete años y eso se podía conseguir favoreciendo la investidura de Pedro Sánchez y en aquel momento coincidí con Iñigo Errejón. Si hablamos de democracia interna, participación y descentralización suelo coincidir con mis compañeros y compañeras de Anticapitalistas de forma absolutamente natural. Pero que los partidos tienen corrientes internas es algo natural, ¡Hasta las familias tienen corrientes internas! ¡Hasta las pandillas tienen corrientes internas! La gente se agrupa cuando tiene sensibilidades en común. Lo que hay que hacer es expresarlo de manera sincera y, sobre todo, que los puntos en común sean políticos, no sean espacios de poder. En el PSOE, muchas veces, da la impresión de que las distintas corrientes no se articulan en torno a diferencias políticas sino en torno a familias que se reproducen en todos los niveles orgánicos para garantizar su reinado. ¡Familias digo incluso familias sanguíneas!
    Tengo un cierto temor a que atravesemos en dos años lo que le ha pasado a Izquierda Unida en treinta
    Ha hecho referencia implícita al asunto de Castilla La Mancha, de manera directa, ¿qué opina del resultado de la consulta a las bases de Podemos en Castilla-La Mancha?
    Lo primero, lógicamente, es respetar el proceso de toma de decisiones de los manchegos. Lo segundo es desearle mucha suerte en esa tarea ímproba de intentar cambiar la realidad con un solo miembro en un equipo de Gobierno de una fuerza política con tanta trayectoria y tanta implantación, también, en Castilla La Mancha en la que ha gobernado la mayoría de los años de la democracia. Siempre puede ocurrir algo inesperado ¿no? A mí me encantaría que ocurriera. Y la tercera es expresar un cierto temor que tengo a que atravesemos en dos años lo que le ha pasado a Izquierda Unida en treinta. Es verdad que Podemos ha sido siempre muy precoz para todo pero espero que no vayamos en esa dirección, de aparecer como el lobby de izquierdas del PSOE.
    Se da la circunstancia de que Podemos presta apoyo político al PSOE en algunas Comunidades Autónomas o que el PSOE prestó apoyo a Podemos en otros sitios, como por ejemplo aquí en Cádiz. ¿Cuál es la diferencia para que gobernar con apoyo del PSOE o prestar apoyo a un Gobierno del PSOE sea algo positivo mientras que entrar a formar parte de Gobiernos en coalición sea algo negativo?
    Porque entrar en un Gobierno supone limitar tu crítica. En el momento en que entras a formar Gobierno dejas de ser oposición y, por lo tanto, es difícil, y estas eran las dificultades en las que se veían inmersos muchas veces los compañeros de Izquierda Unida cuando estaban en el Gobierno de Susana Díaz. Es complicado criticar los despidos de los cuatro mil quinientos profesores de secundaria que se llevaron a cabo en Andalucía en el año 2010 cuando uno formaba parte de ese Gobierno. Desde la oposición, quizás, se podría haber llegado a un buen acuerdo para desarrollar la Ley de Vivienda que hizo Izquierda Unida y que fue el producto más terminado de esa relación IU-PSOE; ley que lamentablemente está en el Tribunal Constitucional, lo cual es  un sacrificio porque podría ponerse en marcha e implementarse y, sin embargo, la crítica se ha limitado al periodo más duro de recortes en Andalucía, a la correlación directa entre los recortes de Rajoy y los que se hicieron en Andalucía en todos los servicios públicos y que ahora dan la cara de forma dramática, por ejemplo, en la sanidad y en la educación.
    Entonces, la diferencia entre prestar apoyo o que te presten apoyo y formar parte de un Gobierno está en garantizar una autonomía a la hora de decidir, ¿no?
    De poder ser oposición y de poder proponer cosas en torno a cuestiones concretas. Porque luego también se generan lógicas burocráticas alrededor de los Gobiernos. Estar en un Gobierno es volver a engordar, tener más cargos, más asesores…y eso puede ser un buen anzuelo para quererse quedar. Al final uno encuentra un motivo por el que quedarse, incluso si no lo tiene claro. Finalmente, fíjate lo que pasó, fue el PSOE el que, unilateralmente, decidió romper aquel Gobierno y presentarse a una elecciones. O sea que el PSOE tampoco tiene antecedentes de ser muy respetuosos con sus socios de Gobierno. Además, en no pocas ocasiones hemos visto cómo el PSOE se ha atribuido los logros de la gestión de Izquierda Unida en el seno de su Gobierno; socialmente y en los medios de comunicación se han presentado así. Por tanto, creo que es arriesgado. Tendría que cambiar mucho el PSOE, y espero que pueda ocurrir algo parecido, para que yo crea que son unos socios confiables.
    Aquí en Cádiz, el PSOE sí prestó apoyo a PCSSP y GCEC…
    Igual que nosotros les prestamos apoyo en Sevilla, Jerez, Marbella… y un montón de pueblos de Andalucía y en la mayoría de las Comunidades Autónomas.
    Para terminar, en varias ocasiones ha manifestado con rotundidad que va a estar en política durante un periodo limitado de tiempo y que luego volverá a su puesto de profesora. ¿Sigue pensando de esta manera?
    Sí, además lo digo todas las veces que puedo precisamente para recordármelo a mí misma. Y para que luego haya tanta maldita hemeroteca que sea imposible decir “No, uno más porque no hay nadie que te pueda sustituir…”. Sí, lo tengo claro.
    ¿Cómo es que lo tiene tan claro? ¿Por qué lo afirma con tanta seguridad?
    Si yo estuviera con los niveles de afectación y compromiso personal actual en mi vida durante más de ocho años creo que o me volvería loca o cínica y dejaría de implicarme tanto en lo que hago. No quiero aparecer como una mártir pero si quieres hacer bien este trabajo conlleva unas implicaciones emocionales, intelectuales y vitales muy potentes. ¡Es una responsabilidad tan grande representar a seiscientas mil personas! Yo no sé cuánto espacio ocupan físicamente seiscientas mil personas, cerca de setecientas mil, pero representarlas y, además, llevar sobre las espaldas las expectativas de cambio vital de tanta gente supone algo tan potente que yo creo que más de ocho años no se soportan. No se soportan o bien uno deja de sufrir por eso, de implicarse, de sentirlo. Y yo no quiero ser una ni cínica ni una depresiva y tener crisis de ansiedad durante mucho más tiempo. Así que creo que por eso hay que limitar los mandatos. Tengo muchas ganas de volver a ser profesora, me gusta muchísimo mi profesión. A nivel personal, cada vez que paso por Bornos, que es un pueblo precioso, me parece el paraíso y, además, el instituto donde tengo destino es súper bonito.

    Astor Piazzolla - Las cuatro estaciones porteñas (Compilado)

    ES NORMAL TENIENDO UN PRESIDENTE CON MINUSVALIA PSIQUICA


    NO QUERIAN CALDO,TRES TAZAS...Y QUE SE JODAN POR AVARICIOSOS


    Los vecinos de Conil, molestos con el ruido de los apartamentos turísticos

    Desde el 1 de julio se han levantado 122 actas de denuncia por ruidos en viviendas de alquiler
      Los vecinos de Conil, molestos con el ruido de los apartamentos turísticos

      La Policía Local han levantado, desde que comenzara el mes de julio, un total de 122 actas de denuncias por ruidos producidas en su mayor parte en viviendas de alquiler en Conil de la Frontera.
      Según ha informado el Ayuntamiento en una nota, la Policía Local está atendiendo los requerimientos de los vecinos «molestos», debido al ruido que llega de este tipo de viviendas.
      «La mayoría de las actas levantadas es a personas que están de vacaciones y han alquilado la vivienda», ha indicado el Consistorio, que ha considerado que «las personas que alquilan sus viviendas, fundamentalmente a jóvenes, deben preocuparse de que las personas a las que les alquilan las mismas no molesten a los vecinos».
      Debido a esta situación, la Policía Local ha intensificado su vigilancia e «intenta que cada vez sean menores las molestias emitidas desde los pisos de alquiler».
      Además, desde el Ayuntamiento han hecho un llamamiento a los ciudadanos para pedir su colaboración. «Quien alquila un piso en el que caben dos personas, para que sea ocupado por diez, le hace un flaco favor a Conil», ha añadido el Ayuntamiento, confirmando que no lo van a tolerar, de ahí que estén denunciando ante la sede de la Consejería de Turismo de la Junta en Cádiz a todas las viviendas de alquiler «que no cumplan con la normativa».
      La Policía Local ha mantenido una estrecha colaboración con el registro de la Delegación de Turismo de la Junta en Cádiz, donde figuran aspectos tales como el número de plazas de las que dispone cualquier alojamiento turístico. «En caso de incumplirse aspectos como éste, alojando por ejemplo a más personas de las plazas que tienen declaradas», la administración autonómica «abre expediente sancionador a los propietarios con independencia de las sanciones en las que pudieran incurrir los causantes de los desórdenes».

      lunes, 14 de agosto de 2017

      CUMPLO CON TU PEDIDO

      Este no es un momento fácil para los periodistas en el mundo, con el descubrimiento de la vigilancia a los ciudadanos, los cuales incluyen a los periodistas y sus fuentes.
      Me gustaría pedirte si puedes compartir una guía, escrita por un periodista a sus colegas de todo el mundo. La guía puede ayudarlos a proteger su trabajo y a cumplir su misión.
      https://es.vpnmentor.com/blog/privacidad-en-internet-para-periodistas/
      Si la puedes agregar a tu página, y compartir en tus redes sociales, sería una inmensa ayuda a la libertad de prensa.
      Muchas Gracias,
      Noor

      COSA DE NEGROS

      La cuestión negra: entre la visibilización y el racismo
      ¿Y los blancos quiénes son?
      .
      ¿Cómo nos nombran? Cuando se hace referencia a nuestra ancestralidad, nuestra cultura, nuestra piel o a la pobreza. Negrx, de piel, de alma, de cabeza son algunos de los modismos con los cuales nos enfrentamos a la hora en que lxs “blancxs” se refieren a nosotrxs, lxs que tenemos más melanina en la piel, lxs descendientes de aquellos que fueron traídxs como esclavizadxs, aquellxs que sufrieron y sufrimos el racismo, la discriminación y la xenofobia por no tener el privilegio de ser “blanquitxs.”
      La blanquitud no se cuestiona, es la marca y el marco de la hegemonía, del poder, ella legitima y da voz. La blanquitud se ofende cuando nos referimos a lxs “blanquitos”, “carne de pollo”  o “cara pálida”. La blanquitud es la medida demarcatoria de la inclusión y la exclusión.
      Por ello reflexionar, denunciar y problematizar los diferentes modos de representación discriminatorios en torno a cómo son  representadxs lxs afrodescendientes, afroargentinxs y africanxs, llamados “negros y negras” en nuestros colectivos y sobre todo en los medios de comunicación, este es el objetivo de esta sección que inaugura el Soy: “La cuestión negra”.
      La historiografía argentina sistemáticamente nos ha negado, pero hoy varios medios de comunicación nos comienzan a visibilizar, la pregunta es cómo. Buscamos dar cuenta de las presencias y ausencias, las modalidades de representación, estigmatización, clasismo y racismo para quienes hemos participado en la construcción de la patria, desde las luchas independentistas y aún hoy seguimos aportando a la cultura, la identidad y en la lucha contra el racismo, la xenofobia y la homolesbotransfobia.
      Nos proponemos reflexionar y explicitar los criterios de visibilización y de clasificación social del cómo nos representan, sobre todo en las asociaciones fijas impuestas entre pobreza, marginalidad, estigmatización y “negritud”. Al respecto, Frantz Fanon, pone de relieve los diferentes posicionamientos que enmarcan los sentires de la comunidad afrodescendiente “negra” respecto de cómo somos vistos o enunciados. La subalternidad en nuestro país configura un orden respecto de la desigualdad y la diferencia, donde lo “blanco” representa el bien, lo lindo, lo rico y la luz mientras que bajo la categorización de lo “negro” se engloban las representaciones de lo negativo.  Estas no operan en soledad, sino que ponen en circulación un conjunto de sentidos que funcionan en cada sociedad construyendo un otrx, que en el contexto argentino funcionan en detrimento específico de la población afro y pobre. Los medios de comunicación utilizan el concepto “negro” de manera peyorativa para dar cuenta de lo ilegal, pobre y excluido. Se refuerzan sentidos vinculados a mecanismos de enunciación imbricados con el lugar de subalternidad, en donde se ubica al “negrx” como producto de los procesos de colonización y racismo.
      En el artículo “Negro: un color del amor” (¿creí que no tenía color el amor? jajaja) se utiliza el juego de palabras para aludir tanto a la condición étnico racial de un niñx nacido en Haití que es amado por sus madres blancas. Haití es el primer país que generó la revolución antiesclavista más importante en las Américas y que abolió por primera vez la esclavitud; pero la semana pasada su “elite gubernamental” aprobó en el Senado, según reporta la Agencia EFE: “una ley que penaliza el matrimonio entre personas de mismo sexo, aunque la legislación local nunca ha reconocido uniones entre homosexuales. La iniciativa para penalizar el matrimonio homosexual logró 14 votos a favor, uno en contra y una abstención, y ahora pasará a la Cámara de Diputados. La ley será igual para nacionales haitianos y para extranjeros, según Cantave, quien critica abiertamente a la comunidad LGBTI en Haití, a la que ha llegado a culpar de ‘todo lo malo’ que ocurre en la nación caribeña. Los infractores de las disposiciones podrían ser llevados a prisión y condenados a una multa de casi 8 mil dólares. El proyecto empezó a debatirse a mediados del mes pasado después de que el Senado adoptara una resolución para denegar a los miembros de esa comunidad el ‘certificado de buena vida’, un documento necesario para hacer cualquier gestión en el país, desde obtener un trabajo, hasta viajar.”
      “Ser negrx” no exime de ser homofóbicx y machista, por eso trabajamos dentro de la comunidad afro para combatir estos modos de discriminación. Pero volviendo a Haití, es impensable que un país que permite realizar la adopción internacional a muchísimas mujeres blancas, muchas de ellas solas o lesbianas, se plantee un retroceso tan trascendental. Existiendo tantas prioridades en la reconstrucción de un país arrasado por la pobreza y los desastres naturales, la casta política encuentra en la homofobia un chivo expiatorio. De aprobarse dicha ley, muchas mujeres además de tener que ocultar su orientación sexual para poder acceder a ese deseo de maternidad, también correrán el riesgo de ser encarceladas. ¿Cómo impactará en las personas que hoy están en la búsqueda de sus hijxs en Haití? ¿Triunfará el amor o la homolesbotranasfobia?
      Teniendo como marco el Decenio Internacional para los Afrodescendientes (2015-2024), proclamado por la ONU, con el cual la comunidad internacional reconoce que lxs afrodescendientes representan un grupo cuyos derechos humanos deben promoverse y protegerse, te invitamos a vos y al Estado Argentino a profundizar esta línea de acción. Promoviendo el respeto desde el lenguaje al enunciar a la comunidad afrodescendiente de la Argentina, asumiendo un compromiso contra el racismo, la discriminación, la negación de la comunidad afro en la Argentina y a romper con los estereotipos en torno a la comunidad afro.
      * El autor integra la Agrupación Afro Xango.

      NO ES KUNTA KINTE,ES ANDALUCIA

      Migrantes en la madrugada de este lunes tras cruzar la frontera del Tarajal entre Marruecos y España. REUTERS

      LA VIA ROMANA QUE NO SE TERMINA PARA QUE NO NOS INVADAN LOS MOROS.....



      Otro tren para la carretera N-340

      • Políticos del Campo de Gibraltar pujan por que el trazado de Algeciras a Vejer se incluya en el marco delPlan Extraordinario de Carreteras
      La vida consiste en coger el tren adecuado cuando pasa por la estación en la que te encuentras. No equivocarte, pero sobre todo no desaprovecharlo. Este refrán no parece resumir la vida de la principal carretera costera de la provincia de Cádiz, la N-340, que no ha conseguido beneficiarse de ninguna de las oportunidades que ha visto desvanecerse frente a ella.
      A su futuro se le brinda de nuevo una posible alternativa. El Gobierno aprobó en julio un Plan Extraordinario de Carreteras, que llevará consigo inversiones de 5.000 millones de euros en los próximos cuatro años.
      Esta vía fue la carretera más larga del país con 1.248 kilómetros. Su extensión llega hasta Barcelona y, excepto en la provincia de Cádiz, recibe el nombre de A-7. Todo por una razón: su desdoblamiento propició su transformación en autovía, salvo en el tramo comprendido entre Algeciras y Vejer.
      Los representantes políticos de la comarca del Campo de Gibraltar aúnan fuerzas ahora por que el desdoblamiento de esta pobre olvidada deje de ser una quimera. El diputado socialista por Cádiz Salvador de La Encina ha tendido su mano al senador de la misma provincia y alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce. Este último ha dicho que aceptará cualquier compañero de viaje a la vez que ha recordado que en septiembre se presentará el estudio informativo, que considera insuficiente De la Encina.
      Los intentos y esfuerzos de ambos serán en vano si no logran que el trazado se incluya en el plan extraordinario. Y es que esta medida extraordinaria pretende actuar sobre 2.000 kilómetros de carreteras y en 20 grandes corredores. Su financiación ha sido estudiada para que se cimente en la colaboración público-privada, las garantías del Banco Europeo de Inversiones y el Plan de Inversiones para Europa, que en román paladino se traduce en los corrillos políticos como el Plan Juncker.
      Será el impulso europeo el que financie, si así lo tiene a bien Fomento, un desdoblamiento que, con una denominación u otra, se ha enmarcado dentro de los presupuestos de la Administración central durante casi más de veinte años.
      Para ello, los órganos competentes tendrán que valorar si la Algeciras-Vejer se amolda a los objetivos de la iniciativa del Ejecutivo. Fomento busca con esta partida presupuestaria completar los tramos de la Red Transeuropea de Transporte pendientes; resolver los cuellos de botella existentes en la red actual de carreteras; adaptar las principales autovías existentes a las exigencias de la normativa en materia de siniestralidad; y asegurar la conservación de todos los proyectos que se acometan.
      El aislamiento de la N-340 en los fondos nacionales llegó a dejar en saco roto incluso el convenio de las dos Bahías firmado por el presidente de la Junta de Andalucía en 1994, Manuel Chaves, y el ministro de Obras Públicas entonces, Josep Borrell. Un documento que suponía el compromiso de las dos administraciones para financiar dos autovías claves para la provincia de Cádiz: el desdoble de la Jerez-Los Barrios y el de la N-340. Sólo la primera es una promesa cumplida.
      El Plan Extraordinario de Carreteras supondrá la creación, durante la fase de construcción, de 48.000 empleos directos. Cerca de 50.000 trabajadores para las actuaciones en 20 grandes corredores. El deseo de la comarca es que al menos una parte de ellos desayune cada mañana en Pelayo. Este será el signo inequívoco de que el desdoblamiento de la N-340, víctima de tantos anuncios en vano, es una realidad.

      El trazado de conexión con la Bahía de Cádiz que tuvo disidentes

      Hace once años que la entonces ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, inauguró en el Campo de Gibraltar el tramo que servía de enlace de la autovía del Mediterráneo con la Jerez-Los Barrios. Entonces restaba un año para alcanzar el desdoblamiento hasta Algeciras de la N-340, un límite que el Partido Socialista se fijó en la campaña del 2000. Del Cuartón hacia delante nadie había visto a un albañil. Pese a ello los vecinos de la barriada algecireña del Cobre y el colectivo Agaden se manifestaron ante la titular de Fomento. Los primeros se oponían a la realización del tramo que se extendería desde Algeciras a Vejer. Los segundos instaban al Gobierno a que adaptase la carretera para los ciclistas. La ministra aseguró a los vecinos que el estudio de la obra de Algeciras a Vejer de la Frontera por la N-340 aceptaría alegaciones. Y tuvo que haberlas. Tuvieron que contarse por millones, puesto que en la vía no se vio ningún operario. Aquel día la obra parecía una realidad. El que años más tarde fuera concejal de Deportes del Ayuntamiento de Algeciras, Julio Martínez Fírivida, fue uno de los manifestantes. Pedía un carril para bicicletas en una carretera a la que aún le faltan carriles para coches.